Seleccionar página

La gran filtración en facebook

La gran filtración en facebook

Frances Haugen (37 años, ingeniera de datos) pone en jaque mate a Facebook

Facebook con sus 17 años en el mercado de las redes, ha caído en una de sus peores crisis por la denuncia documentada de Haugen, que, al decir de Ben Scott, uno de los responsables del grupo denunciante: “Los papeles no solo muestran que sus productos pueden ser dañinos para la gente, sino también que la compañía es consciente de ello, pero no hace nada, y todo esto nos hace pensar cómo se puede actuar de forma eficiente para proteger a los usuarios, la salud de las adolescentes, la integridad de unas elecciones y muchas más cosas”.

3 mil millones de usuarios no son tratados con igualdad

Entre las acusaciones de Haugen, priman: «que Facebook trabaja con algoritmos que alientan una discordia que a veces cuesta vidas; que sus herramientas están diseñadas para crear dependencia y aumentar el consumo; que hacen poco por controlar al crimen organizado o que es mentira que traten a sus más de 3.000 millones de usuarios por igual. Y, lo que más ha encendido los ánimos en Estados Unidos, que sus gestores sabían que lo que ofrecen asoma a una porción nada desdeñable de las adolescentes (13%) al vértigo de los pensamientos suicidas y la anorexia. Todo ello, según Haugen, solo por dinero.

En el Congreso (5 de octubre) estadounidense los senadores de ambos partidos (Republicano y Demócrata) aparcaron por un rato sus diferencias y la trataron con cortesía a la denunciante. Ella aguantó el tipo durante más de tres horas, y en un golpe genial, sin amilanarse, dijo a Facebook: “Declárense en bancarrota moral y admitan sus errores”. O como cuando a la pregunta de si se podía considerar a Zuckerberg el último responsable de esos algoritmos, planteó un sinuoso argumento que desembocaba en la culpabilidad del magnate sin acusarlo directamente.

“No odio Facebook, la amo y quiero salvarla”

Pero quién es la joven ingeniera que trabajo para Google? Hija de un doctor y de una pastora episcopal, sufrió un accidente vascular (2014) que la mantuvo en cama, y luego, recuperada, hizo armas en el gigante Facebook, departamento de Integridad Cívica dedicado a hacer de la red social un lugar sano y limpio de falsedades para la comunicación política donde no le fue demasiado bien. Muy pronto la ingeniera supo de las altas cotas de corrupción al interior de la empresa, ligadas a las elecciones presidenciales (2016)a favor de Donald Trump. A esto último se suma el escándalo del Capitolio del 6 de enero, organizado ante la pasividad de Facebook. Decepcionada pero no vencida, sus últimas palabras durante la investigación en Workspace, dijo: “No odio Facebook, la amo y quiero salvarla”. Pero las cartas estaban echadas y no hubo marcha atrás.

En Puerto Rico

En marzo, se mudó desencantada a Puerto Rico para teletrabajar. Ahí es cuando empezó a recopilar material de Workspace, una red social dentro de la red social accesible a los 60.000 trabajadores de la compañía. Le sorprendió la cantidad de información sensible al alcance de cualquiera de ellos.

Otra de las perlas recogidas de sus reflexiones, llama la atención: “Si con lo que he hecho solo he conseguido que la gente odie más a Facebook, entonces habré fracasado. Creo en la verdad y la reconciliación, tenemos que admitir la realidad. El primer paso para ello es la documentación”.

La desinformación mata a la gente

Haugen explicó que Facebook tiene sus incentivos mal alineados con los intereses de las sociedades adonde llega. “Cada vez que Facebook se expande en una nueva área lingüística, cuesta lo mismo o más crear los sistemas de seguridad que ya tienen el inglés o el francés. Cada lengua cuesta más dinero pero hay menos clientes. Las cuentas no cuadran. Así que si hay 5.000 lenguas en el mundo, Facebook tiene sus sistemas adaptados quizá a 50. En todas las partes en las que no, la desinformación lleva directamente a que muera gente”.

“La compañía miente cuando dice que ha hecho avances significativos para disminuir la desinformación u odio”, dijo Haugen. En uno de los documentos filtrados por ella se constata cómo el contenido perjudicial que Facebook suprime es ridículo en proporción al total.

Llevó consigo miles de documentos

La ingeniera se llevó consigo miles de documentos internos de Facebook que demuestran que los algoritmos trabajan de forma que favorecen la discordia y que la red está diseñada para estimular el consumo y la dependencia. En EE UU impactó especialmente la noticia de que sus responsables eran conscientes de que Instagram, su red social de fotos, resultaba tóxica para la salud mental de muchas adolescentes.

«He visto un montón de redes sociales, y Facebook fue sustancialmente peor que cualquier otra cosa que haya visto antes», dijo Haugen. «En algún momento de 2021, me di cuenta de que iba a tener que hacer esto de manera sistémica, que iba a tener que sacar suficientes [documentos] para que nadie pudiera cuestionar que esto es real».

Haugen dijo que cree que el fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, «nunca se propuso crear una plataforma de odio, pero ha permitido que se tomen decisiones en las que los efectos secundarios de esas decisiones son que el contenido de odio y polarizador obtiene más distribución y más alcance».

Metaverso

Haugen afirmó estar «sorprendida de escuchar que la empresa tecnológica trabaja para construir su propio (sistema) ‘metaverso'», para el que contratará a 10.000 ingenieros en Europa.

Se trata de una especie de mundo virtual en el que convergerá el espacio físico o real con el virtual. Un lugar de encuentro entre individuos en el universo digital, en palabras del medio de noticias ‘The Verge’, que adelantó que la compañía estaría pensando en cambiar su nombre para reflejar su nuevo enfoque.

Haugen señaló que un mundo inmersivo en línea será la próxima gran tendencia de Internet y criticó que dichos recursos no sean usados, en cambio, para mejorar la seguridad de la plataforma: «Estaba sorprendida. ‘¿Sabes lo que podríamos haber hecho con la seguridad si tuviéramos 10.000 ingenieros más?’ Sería increíble», corroboró.

Los usuarios podrán reunirse, trabajar y jugar en el metaverso con dispositivos de realidad virtual, gafas de realidad aumentada, apps para smartphone y otros dispositivos.

Cuentas falsas e injerencia política

Facebook, con el propósito de lavar su nombre ante las acusaciones de Haugen, ha levantado todo un plan de defensa a telón abierto y en defensa de sus usuarios. Desde la disminución de información tóxica hasta la eliminación de cuentas de menores de edad y de quienes suplantan nombres y direcciones. En algunos países de América Latina hubo muestras de apartar el escándalo.

A este respecto el diario el Comercio, replicó una información sin más comentario:

La actividad se originó en Ecuador y en Canadá y se enfocaba en Ecuador, El Salvador, Argentina, Uruguay, Venezuela y Chile, según el reporte de Facebook. La red fue hallada como parte de una investigación que indagaba sospechas de CIB en Latinoamérica y, según el comunicado, si bien la gente detrás de esta actividad intentaba ocultar sus identidades y quiénes los coordinaban, se “encontró vínculos con consultores políticos y exempleados de gobierno” en Ecuador y Estaterra, una firma de relaciones públicas con sede en Canadá.

Testimonios: “Usaban cuentas falsas para hacerse pasar como ciudadanos de los países a los que apuntaban, publicaban, le daban ‘me gusta’ a su propio contenido, llevaban a la gente a sitios fuera de la plataforma y manejaban las páginas haciéndose pasar por noticias independientes de los países a los que apuntaban”.

En la red se detectaron cuentas con contenidos en contra del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pero también a favor. Asimismo, cuentas emitían mensajes relacionados con el partido peronista de Argentina, el partido progresista de Chile, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador.

Sobre el Autor

césar cando mendoza

Estudios superiores en pedagogía y filosofía por las universidades públicas de Loja y la Central de Quito, Ecuador; arte digital en la Universidad de las Américas.- Incursiona en la narración pero sobre todo la poesía; sus muestras creativas aparecen regularmente en revistas electrónicas de dentro y fuera del país. Inició: diciembre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios Recientes

No hay comentarios que mostrar.

Línea Del Tiempo

CC-BY-NC-SA

¡ajá! está bajo licencia

Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International license.

¡ajá! se reserva el derecho de seleccionar las colaboraciones, previo a la publicación, por razón de espacio. No devolvemos los originales.

Dígnese enviar la colaboración en el cuerpo de correo y no en ficheros adjuntos.
Todos los derechos Reservados Quito - Ecuador 2021