Seleccionar página

Honor a Catacora

Honor a Catacora

Óscar Catacora: falleció cineasta puneño que dirigió la película Wiñaypacha

El director de Wiñaypacha, Óscar Catacora, murió este 26 de noviembre a los 34 años.

En un rincón de los Andes peruanos, Willka y Phaxsi son la vida que resiste al frío y a la soledad del Altiplano. Son el vestigio de una cultura y una lengua milenarias en peligro de extinción. El rostro de los ancianos abandonados que viven añorando una visita.

Las imágenes de este filme fueron grabadas en la región Puno, en la sierra sur peruana. Los actores que encarnan a los octogenarios Willka y Phaxsi son Vicente Catacora y Rosa Nina, respectivamente.

Testimonio

“Mi padre me envió a vivir con mis abuelos siendo bastante pequeño, yo tenía 6 ó 7 años. Y lo hizo también con mi hermano. Vivíamos allá tres o cuatro meses durante las vacaciones. Existe esa costumbre entre quienes viven en las zonas altas del Perú. Es una tradición necesaria que hoy en día se está perdiendo”,

A los pies del majestuoso Allincapac, a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, los protagonistas de este filme –el primero grabado íntegramente en aimara– sobreviven a las inclemencias del tiempo y la miseria, esperando que un viento les traiga de vuelta a su hijo emigrado.

Sol y Luna (sus nombres en la lengua ancestral) sufren, lloran, ríen y viven conectados a su amada Pachamama, la Madre Tierra.

Viví parte de mi infancia con mis abuelos paternos en las zonas altas de la región de Puno, a unos 4.500 metros de altura. Ellos no hablaban castellano, por eso yo hablo perfectamente la lengua aimara. La película se basa en ese pasado con mis abuelos y en la nostalgia que ellos sentían por la ausencia de mi papá y de sus otros hijos.

Mi padre me envió a vivir con mis abuelos siendo bastante pequeño, yo tenía 6 ó 7 años. Y lo hizo también con mi hermano. Vivíamos allá tres o cuatro meses durante las vacaciones. Existe esa costumbre entre quienes viven en las zonas altas del Perú. Es una tradición necesaria que hoy en día se está perdiendo.

Mis abuelos paternos fallecieron hace varios años. Para la producción de la película estuvimos buscando a algún actor que pudiera interpretarlos y, finalmente, decidimos apostar por mi abuelo materno, quien también es aimara. Él apoyó mucho el proyecto por una cuestión familiar.

La película

No le hacen falta música, ni movimientos de cámara, ni efectos especiales: 96 planos fijos bastan para componer una narrativa que conmueve y estremece.

Es su primera película y ya ha cosechado éxito: ganó en el Festival de Cine de Guadalajara (México) los premios a Mejor Director Joven, Mejor Ópera Prima y Mejor Fotografía, y fue postulada por Perú a los Oscar y a los Goya como mejor película extranjera e iberoamericana de 2019.

«La película aborda varias temáticas, pero la central es el abandono a la tercera edad. Willka y Phaxi están alejados de la sociedad. Necesitan de otras personas, de otros seres que puedan acompañarlos y apoyarlos. Yo tengo mucho respeto hacia las personas mayores. Gracias a mis padres he aprendido que a los mayores se les debe respetar, que son contenedores de sabiduría.» (Composición de ¡ajá!)

Sobre el Autor

césar cando mendoza

Estudios superiores en pedagogía y filosofía por las universidades públicas de Loja y la Central de Quito, Ecuador; arte digital en la Universidad de las Américas.- Incursiona en la narración pero sobre todo la poesía; sus muestras creativas aparecen regularmente en revistas electrónicas de dentro y fuera del país. Inició: diciembre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios Recientes

No hay comentarios que mostrar.

Línea Del Tiempo

CC-BY-NC-SA

¡ajá! está bajo licencia

Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International license.

¡ajá! se reserva el derecho de seleccionar las colaboraciones, previo a la publicación, por razón de espacio. No devolvemos los originales.

Dígnese enviar la colaboración en el cuerpo de correo y no en ficheros adjuntos.
Todos los derechos Reservados Quito - Ecuador 2021