Seleccionar página

CHILE: EN LA PUERTA DEL HORNO

CHILE: EN LA PUERTA DEL HORNO

LOS SIN EXPERIENCIA EN MENTIRAS Y ROBOS CONDUCEN AL PAÍS QUE HIZO DE LABORATORIO DEL NEOLIBERALISMO

– La generación de la protesta chilena entra en La Moneda por la puerta grande.

– Es la generación socialdemócrata sin militares en su seno, que a partir de marzo fumigarán la Moneda, ocupada aún por Piñeira, el hombre que dobló el periodo presidencial a su favor.

– Gabriel Boric ha nombrado al nuevo gabinete, con la mayoría de la vejentud que hicieron armas en las aulas universitarias y las protestas sociales en las calles de los años 2000, por educación gratuita y de calidad.- Ni Boric ni los compañeros del Frente Amplio (una suerte de grupo denominado de izquierda, con socialistas y comunistas cuyos padres y abuelos vienen de la época de Salvador Allende) no gozan de experiencia en la administración del Estado, como sí (tiene) la vieja partidocracia fraccionada en procesos electorales pero unida en el menor riego del Estado capitalista y neoliberal). No es posible pensar en «experiencia» porque las nuevas generaciones no estuvieron en el poder político.

-Boric ha defendido durante la precampaña la intención de subir los impuestos a las mineras y a los más pudientes.

-Chile es el mayor productor del mundo de cobre. Además, Boric aspira a desmantelar los fondos de pensiones privados, conocidos como las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), uno de los principales pilares de la economía del país.

-La victoria de Boric llega en un momento en el que la economía acumula un crecimiento del 12% en lo que va de año, avance que se reducirá hasta el 2% el próximo ejercicio de 2022, según su banco central. 

– El País de España hace una crónica de Boric, como aperitivo para sus lectores, que se apresta a recibir el mando de manos de Piñeira, quien fingirá una sonrisa en el traspaso del poder, puesto que figuras políticas como el propio Boric, Camila Vallejo y Giorgio Jackson, ahora miembros del gabinete, lo combatieron casi sin tregua.

Gabriel Boric y sus compañeros de ruta, como él mismo los llama, les ha llegado todo de golpe. Junto a Giorgio Jackson y Camila Vallejo lideraron las protestas estudiantiles de 2011 y 2012, en demanda de educación gratuita y de calidad. Al poco tiempo, en 2014, con menos de 30 años, los tres llegaron al Congreso y conformaron la bancada estudiantil en la Cámara de Diputados, junto a Karol Cariola, otra importante dirigente comunista. Tras dos períodos en el Parlamento, Jackson y Vallejo no pensaban volver a postularse: querían seguir estudiando y haciendo política desde otros espacios. Él, incluso, con planes de irse al Reino Unido. Pero a comienzos de 2021 comenzó a tomar forma lo que era sobre todo una apuesta testimonial: la candidatura a la presidencia de Boric, el único que ya tenía 35 años, una edad a la que podía postularse, de acuerdo a la ley chilena­. Su partido, Convergencia Social, tuvo problemas incluso para recoger las 34.000 firmas necesarias para entrar a la papeleta. Y el resto es historia.

Tras un triunfo contundente en diciembre, el presidente electo ha instalado como piezas fundamentales de su Gobierno a Jackson (34 años, que estará a cargo de las relaciones con el Parlamento), Vallejo (33 años, la portavoz) y en Interior a Izkia Siches, médica de 35 años que también era dirigente de los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile en las protestas de hace 10 años. Una fotografía que circula en redes sociales muestra a Boric y Siches muy jóvenes, sonrientes, en medio de una marcha, él con una bandera en la mano, sin imaginar siquiera lo que ocurriría a la vuelta de una década.PUBLICIDAD

Boric y Vallejo se saludan este viernes en Santiago en el acto de nombramiento del Gabinete.
Boric y Vallejo se saludan este viernes en Santiago en el acto de nombramiento del Gabinete. JAVIER TORRES (AFP)

Les ha llegado todo de golpe y lo reflejan algunos hechos. Boric, por ejemplo, no se ha titulado de abogado en la Universidad de Chile, lo que levantó fuertes críticas durante la campaña. Antes, en 2015, cuando Boric y Jackson propusieron una rebaja de la dieta parlamentaria, el entonces senador democristiano Ignacio Walker los enfrentó: “Pasan de la mesada al sueldo parlamentario”. Porque, luego de ser líderes estudiantiles y ganar las elecciones para entrar al Parlamento, no han tenido otros empleos diferentes a la política. Mientras era diputada, Vallejo cada cierto tiempo recibía fuertes críticas en redes sociales por el bulo de su supuesto coche de marca Audi, porque la sociedad chilena no se lo hubiese permitido a una joven política de izquierda. La diputada lo tuvo que desmentir en muchas ocasiones y se lo tomaba hasta con humor. Como la familia de Boric vive en Punta Arenas, en el extremo sur del país, llegó a la capital como estudiante universitario y, luego, como diputado, vive junto a su pareja Irina Karamanos en un piso de un sector céntrico de la capital, del que deberá mudarse antes del próximo 11 de marzo por motivos de seguridad. A diferencia de los anteriores presidentes chilenos –con casa estable, hijos y esposa–, los asesores de Boric le deberán buscar una residencia acorde a su cargo.

“Ha sido un proceso muy acelerado”, recordaba hace unos días la abogada Constanza Schonhaut, una importante líder del Frente Amplio de Boric, que actualmente se desempeña como convencional para redactar una nueva Constitución. “Es un poco vertiginoso verlo para atrás. Cómo pasó todo tan rápido y cómo fuimos una generación que fue construyendo muy rápidamente, muy concienzuda: con mucha responsabilidad del camino que queríamos trazar. Y estamos trazando ese camino. Con esperanza y un peso histórico sobre nuestros hombros”, describía Schonhaut, militante del partido de Boric, Convergencia Social, y parte del círculo estrecho del presidente electo.

Giorgio Jackson, Camila Vallejo y otros dirigentes estudiantiles llegan a una reunión en el Ministerio de Educación, el 29 de septiembre de 2011.
Giorgio Jackson, Camila Vallejo y otros dirigentes estudiantiles llegan a una reunión en el Ministerio de Educación, el 29 de septiembre de 2011.FELIPE TRUEBA (EFE)

Schonhaut hablaba de una generación “huérfana”, que no se sentía representada por los políticos y su forma de ejercer lo público, que fue “autoformándose y coformándose”. “Fuimos construyendo desde el error y el acierto”, comentaba la abogada, que se refiere a otro tema que marca a esta generación, la forma de cuestionar la jerarquía. “Gabriel es nuestro presidente, pero lo entendemos como expresión de un proceso colectivo. Le tenemos una profunda admiración y respeto, por el papel que va a cumplir y ha cumplido durante todo este proceso, pero es nuestro compañero”, decía la convencional del Frente Amplio en el podcast El café diario.

Boric junto a Siches, Jackson y Vallejo conformarán el comité político de La Moneda. Tendrán todos oficina en la sede del Gobierno y tomarán las decisiones de mayor relevancia del país, en un grupo al que se integrará el próximo ministro de Hacienda, el economista Mario Marcel, y la ministra de la Mujer, Antonia Orellana. Pertenecen a diferentes fuerzas políticas. Mientras Boric lidera la Convergencia Social, la misma formación de Orellana, Jackson pertenece a Revolución Democrática, aunque una y otra forman parte del Frente Amplio. Vallejo milita en el Partido Comunista, que tuvo incluso a un precandidato presidencial alternativo a Boric para las primarias del bloque Apruebo Dignidad. En 2017, la que será portavoz de Gobierno decía en una entrevista con EL PAÍS que el Partido Comunista y el Frente Amplio tenían “muchas coincidencias programáticas y miradas estratégicas de futuro”. Marcel, el veterano del equipo político con 62 años, está fuertemente ligado al Partido Socialista, aunque no milita formalmente.

“¿Por qué acepté ser ministro de Hacienda del futuro Gobierno del presidente Boric? Hace sólo unos días dije que los economistas debíamos ser capaces de salir de nuestra zona de confort, contribuir a ampliar los límites de lo posible y ser inconformistas. Por eso”, aseguró Marcel, socialdemócrata, símbolo de la responsabilidad fiscal, tras conocerse su designación en uno de los cargos de mayor relevancia del futuro Gobierno.

Lo de la juventud ha sido un asunto por el que Boric y sus compañeros de ruta han debido referirse en muchas ocasiones. En campaña, el candidato oficialista, Sebastián Sichel, le criticó la falta de experiencias vitales, como la paternidad (ni Boric ni Jackson tienen hijos, a diferencia de Siches y Vallejo, que tienen una hija cada una). “Ser presidente es más que ser dirigente universitario, se requiere mucha experiencia. Se requiere haber liderado otra cosa que no sea la política, no haber sido solo diputado en la vida, tener experiencias vitales; yo soy padre”, aseguró el exministro de Piñera en campaña. El mismo Boric, antes de postularse a La Moneda, se había referido al asunto de la experiencia: “Me falta experiencia y conocimiento”, aseguró en diciembre de 2020 en la televisión, cuando parecía lejana la posibilidad de estar en la papeleta presidencial. Boric y su gente se han hecho cargo del tema y han tomado como himno una icónica canción del argentino León Gieco, Los salieris de Charly. “Dicen la juventud no tiene para gobernar experiencia suficiente. Menos mal, que nunca la tenga. Experiencia de robar. Menos mal, que nunca la tenga. Experiencia de mentir”, dice el tema del famoso cantautor, que ha tenido incluso encuentros con el ahora presidente.

“Es una generación que ha vivido una incorporación creciente a la institucionalidad que se tiene que hacer cargo de una encrucijada histórica, con Chile con una fractura social y política como no veíamos hace mucho tiempo”, ha descrito el sociólogo Carlos Ruiz, que fue uno de los mentores teóricos del Frente Amplio y ha visto su maduración en la última década. “Esta generación –y en eso Gabriel ha sido siempre muy sensible– es muy abierta a la nueva geografía social y cultural chilena. A las demandas que plantea y a la necesidad que los viejos idearon de actualizarse frente al nuevo panorama social. Pueden rendirle culto a Salvador Allende, pero se dan cuenta de que hay un balance de esa izquierda del siglo XX gigantesco que sigue absolutamente pendiente”, reflexionaba Ruiz.

Comenzarán el Gobierno con inmensas expectativas –un alto riesgo, según muchos– y con intentos firmes de remediar lo que se le criticó mucho a esta generación de políticos de izquierda en el pasado: una cierta soberbia y escasa mirada intergeneracional. Boric, en el Gabinete anunciado el viernes, ha dado muestras de que la mirada está cambiando. Ha incluido no solo a gente de su edad –aunque es a ellos a los que ha instalado en su primer anillo de poder–, sino a muchos profesionales de cuarenta y cincuenta y tantos, e incluso a rostros conocidos de centroizquierda, como el senador Carlos Montes, de 75. Cuando en las redes sociales se viralizó una fotografía donde se comparaba el primer Gabinete de la democracia en 1990 con el que debutará en marzo –con evidentes diferencias en la presencia de mujeres y diversidad–, fue el propio Boric el que atajó las críticas y burlas. “He visto la comparación de los gabinetes de Patricio Aylwin con el nuestro y es cierto que impacta por la presencia de mujeres, jóvenes y colores que muestra cómo ha cambiado la sociedad. Pero no olvidemos que la foto pre-Aylwin era con militares. He ahí su grandeza”.

De izquierda a derecha, los entonces diputados y exdirigentes estudiantiles Giorgio Jackson, Karol Cariola, Camila Vallejo y Gabriel Boric, el 2 de junio de 2014.MARIO RUIZ ((EPA) EFE)

Fuente: El País

Sobre el Autor

césar cando mendoza

Estudios superiores en pedagogía y filosofía por las universidades públicas de Loja y la Central de Quito, Ecuador; arte digital en la Universidad de las Américas.- Incursiona en la narración pero sobre todo la poesía; sus muestras creativas aparecen regularmente en revistas electrónicas de dentro y fuera del país. Inició: diciembre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios Recientes

No hay comentarios que mostrar.

Línea Del Tiempo

CC-BY-NC-SA

¡ajá! está bajo licencia

Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International license.

¡ajá! se reserva el derecho de seleccionar las colaboraciones, previo a la publicación, por razón de espacio. No devolvemos los originales.

Dígnese enviar la colaboración en el cuerpo de correo y no en ficheros adjuntos.
Todos los derechos Reservados Quito - Ecuador 2021